Cazadores de Sombras Argentina
Entra y conoce a otros fans de estas maravillosas sagas! Anímate! Y si no entiendes algo no dudes en preguntarle a las Administradoras!

Cazadores de Sombras Argentina

¡Este es un foro para todos los mundanos, subterraneos y nephilims!
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Cenizas y explosiones.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Isabelle Lightwood
Inquisidora
Inquisidora
avatar

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 20
Localización : Cap. Federal

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Breena Rhowsen
Parabatai: Mía Liam
Habilidad: El látigo

MensajeTema: Cenizas y explosiones.    Jue Dic 29, 2011 8:28 pm

39

Breena se miró por última vez al espejo. Tenía puesto un vestido blanco de luto, largo hasta los pies y su cabello estaba suelto y alisado, no había ningún rastro de sus ondas naturales. En esta ocasión no quería llevarlas.
Los ojos verdes permanecían sin delinear, como le gustaba a su madre y el colgante de perlas que le regaló su papá le adornaba el cuello.
Breena pensó toda la maldita noche sobre la muerte de los dos y llegó a la conclusión de que era lo mejor. Estar en estado vegetativo no era agrado para nadie y verlos postrados en una cama sin esperanza alguna de que puedan sobrevivir tampoco. Pero a ella todavía se le cruzaba por la cabeza que quizás iban a poder volver a ser los de antes.
Bueno, era su sentimiento de culpa por haber provocado que terminaran así.
Por el reflejo del espejo pudo divisar a Dacon. Se dio vuelta y trato de sonreírle.
-¿Y que tal? ¿Me favorece el blanco?- Preguntó abrochando los botones de la camisa.
-No necesitas un color para favorecerte- La muchacha caminó hacia donde estaba su amigo y lo ayudó a terminar de abrochar los últimos botones que le faltaban. -¿De dónde sacaste la ropa?
-Me la prestó Nathen. Me va perfectamente, veo que crecí en masa muscular- Comentó en tono burlón.
Breena tomó los brazos de Dacon y rió.
-Siempre fuiste de tener buen físico.
-Me asustaría si no lo tuviera después de todo lo que tengo que hacer con los demonios. ¿Y tu vestido de donde lo conseguiste?- La chica soltó a su amigo y se alejó un poco.
-Mi madre siempre dijo que era necesario tener algo blanco en el equipaje. Ya sabes, morir es un hábito en nosotros.
Dacon la miró atónito.
-Si, eh, bueno… las mundis usan el blanco para casarse.
Breena se sentó en su cama, pensando por un momento en los magníficos vestidos dorados que las nephilims lucían para sus bodas, recordando que una vez se dijo que solo se casaría con alguien para usar uno de esos, ¡Vamos, que un vestido despampanante color oro no se ve todos los días!
Dacon se sentó a su lado, interrumpiendo sus pensamientos. La miró a los ojos, acercando su cuerpo más al de ella. Tomó entre las manos su collar y comenzó a juguetear con las perlas. Rozando con los dedos su pecho.
Los dos estaban sumidos en tan incómodo silencio que Breena se puso de pie y habló.
-Lo sé, es una ironía que usen blanco en una boda.

La puerta se abrió sin previo aviso y Mía entró al cuarto con una cara de total mierda.
-¿Qué sucede?- Interrogó Dacon.
-Nada, nada. Luego les digo. Prácticamente ni siquiera pude dormir. ¿Ven mis ojeras? Parezco un muerto. Y sin ofender, Bree, creo que encajo a la perfección para la ceremonia de hoy- Breena se encogió de hombros, necesitaba que le sacaran una sonrisa y entre Mía y Dacon lo estaban logrando.
-No hay problema, yo tampoco pude dormir muy bien que digamos- La miró de arriba abajo. -Lindo vestido.
-Gracias, Bree. Es corto, lo se, pero no tengo otro.
-Mujer, deja ya de preocuparte. Y no lo digo solamente por el vestido…
-¡Es que me tienen harta! Son… Son… ¡Hombres! ¡Los odio!
-¡Gracias!- Dijo Dacon, conteniendo la risa por el extraño comportamiento de Mía.
-Ya, ríete todo lo que quieras. Cuando les cuente lo que pasó creo que vas a querer meterte la risa por donde no te da el sol.
Alguien se puso detrás de la puerta y habló.
-Breena, te esperan abajo- Era Nathen.
Mía revoleó los ojos.
-Ya voy- La chica miró a su amiga. –Creo que ya se por donde viene el problema.
-No quiero ni hablar. Vamos.
Los tres salieron del cuarto y se dirigieron junto a su mentor hacia el santuario.
Dacon entrelazó los dedos de Breena con los suyos y esta no dejó que se alejara de su lado.
Bajaron los cuatro por el ascensor y caminaron entre los bancos de la iglesia.
Un hombre los esperaba frente a la gran puerta de entrada, sosteniendo una caja de mármol blanco.
Breena al reconocer a su mentor de Londres corrió a abrazarlo. Sentía un gran afecto por él y tuvo que mantener escondidas las lágrimas. No quería llorar otra vez.
-Te extraño demasiado. Todos te extrañan muchísimo por el instituto, a ti y a Dacon, ¿Sabes eso, no?- Susurró en su oído. Ella asintió y miró sus ojos negros, los únicos ojos que, además de su amigo, le creían.
-Claro que lo se, Ciro.
El hombre le sonrió y le entregó las cenizas de sus padres.
-Nos mantendremos en contacto, ¿Si?
-Si, eso espero.
Ciro saludó con un afectuoso abrazo a Dacon y luego fue con Nathen a la biblioteca, seguramente tendrían muchos asuntos para hablar.

Los mundanos se fotografiaban junto a la gran estatua y no paraba de parlotear alrededor de los tres nephilims que poseían glamour.
Breena abrió la caja de mármol y dejó que el viento arrastrara las cenizas de sus padres.
Mía al ver que el cofre ya estaba vacío rodeó a su amiga por los hombros y se acercó más a ella para darle un beso en la mejilla.
Una mano se posó en su hombro y al darse la vuelta Pam, Emma y James la abrazaron.
-Lo siento mucho, Bree- Masculló Emma.
-Puedes contar conmigo para lo que necesites- Dijo Pam, tomando de la mano a Mason, quien susurró un leve “Lo siento” entre dientes.
James sonrió compasivo.
-Creo que será mejor que volvamos todos al instituto, ¿Qué opinan?- Acotó Dacon.
Todos estuvieron de acuerdo y luego algo estalló en mil pedazos.

_________________


"Aunque el comportamiento tradicional de una princesa no era lo que podía esperarse de Isabelle en absoluto. Ella, con su látigo, botas y cuchillos, haría pedazos a cualquiera que intentara encerrarla en lo alto de una torre, construiría un puente con los restos y se marcharía despreocupadamente hacia la libertad, sin siquiera despeinarse en ningún momento."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pam Wayland
Hada
Hada
avatar

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 25
Localización : Junto a Peeta

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Pamela Coldheart
Parabatai: -
Habilidad: Espadas

MensajeTema: Re: Cenizas y explosiones.    Lun Ene 02, 2012 10:16 pm

40


Luego del tremendo sonido de la explosión llegó la caída, fuimos arrojados dos metros, y mi mano se desprendió de la de Mason.
Levante la mirada y vi como Mason desenvainaba su “espada especial” al igual que James, percibí la presencia de un demonio mayor, fuerte y espesa.
Me levante complicadamente y miré a mi alrededor, todos los demás también lo presentían.
—Es él—gritó Breena con su látigo en la mano, le temblaba el mentón ligeramente. Yo aun no veía nada, había escombro y cenizas por doquier.
—Quédate conmigo—me grito Mason interponiéndose entre la opaca neblina de escombros y yo—Vamos a necesitar de tu estela Pam
—Voy a pelear Mason—le respondí yo poniéndome a su par. El me miro con los ojos abiertos y luego miro por sobre mi hombro con una sorpresa inquietante
—Por el Ángel—murmuro boquiabierto, yo seguí su mirada y también me sorprendí por lo que vi
—Apolo—tartamudee, mi gato aparecía entre el espeso polvo, con la espada del Ángel, la espada de mi huella…
Corrí hacia el gato que la arrastraba con facilidad y la tomé.
Al instante lo sentí, una conexión inexplicable, la desenfundé y me encontré con una hermosa espada dorada con incrustaciones de perlas violetas, refulgía con intensidad a causa de la presencia del demonio.
— ¡Pam cuidado!—grito Mía, y vi como Mason corría desesperadamente hacia mi, junto a James, Breena trataba de darme alcance con su látigo, pero ya era demasiado tarde, la garra del demonio había aparecido de la nada y se había llevado al diablo a Apolo que se había interpuesto para salvarme, y a mi con él
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Clary Fray
Inquisidora Fundadora
Inquisidora Fundadora
avatar

Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 26

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Mía Liam
Parabatai: Breena Rhowsen
Habilidad: Arquería

MensajeTema: Re: Cenizas y explosiones.    Dom Ene 15, 2012 7:05 pm

41

Todos los allí presentes miraban boquiabiertos como el demonio arrastraba a Pam y huía bien lejos, Mason corrió y trato de alcanzarlo pero fue en vano todo el puente estaba lleno de demonios que le impedían pasar. Mía fue a hacerles frente a los demonios junto a Mason que estaba anímicamente demasiado débil para pelear contra tantos demonios, pues todos los golpes que daba eran errados.
-Mason... concéntrate. Mía pronuncio las palabras al mismo tiempo que lanzaba una flecha a un demonio que estaba por atacar por detrás al chico.
-Se han llevado a Pam y me pides concentración!!!. Grito el muchacho decapitando a un demonio
-Te pido concentración por tu propia seguridad idiota. Mía estampo con una patada un demonio y le corto el cuello con su navaja.
-Mía, Mason.. Retirada ya. Grito James detrás de ellos. Mía gruño hasta en situaciones difíciles James se hacia el líder cosa que ella odiaba con toda su alma. Se dio vuelta y lo fulmino con la mirada. -Vamos Mía tenemos que salir de aquí, no hay forma de que podamos con todos ellos hay que salir antes de que nos tapen la otra entrada del puente. Dijo cortando en dos a un demonio.
-Pero se han llevado a uno de los nuestros ¿eres idiota?. Gruño la chica
-No!, no soy ningún idiota, tu eres la idiota si piensas que puedes derrotarlos a todos, VENGAN AQUÍ YA. James se acerco a donde estaban los otros dos chicos peleando y agarro del brazo a Mía con fuerza.
-Suéltame no soy una niña!. Mía se soltó del agarre de James y retrocedió justo cuando un demonio de ojos rojos salto delante de ella. Esos ojos rojos la shockearon, y esa sonrisa le resultaba sumamente familiar. <¿Qué pasa Mía? ¿Te acuerdas de mí?> una voz susurro en la cabeza de Mía y el cuchillo que aferraba en la mano se le cayó. Las rodillas se le doblaron y cayó en el piso inconsciente y con los ojos desorbitados. El demonio sonrió satisfecho y amago con cargarla pero James se interpuso en el camino.
-A no amigo no te llevaras a uno más de nosotros. Grito y le dio una patada en el pecho. El demonio gruño y envistió contra él y amago con cargarse a Mía pero el látigo de Breena lo inmovilizo a tiempo de que James cargara a Mía. El demonio forcejeo hasta que se soltó del agarre del látigo gruño y desapareció en el aire junto a todos los demás demonios. Eso dejo a todos los cazadores confundidos y hechos polvo. Mía seguía inconsciente y con los ojos perdidos como si el demonio la hubiera petrificado con la mirada.
-Mía contéstame por favor! James zamarreaba a la chica con la mirada perdida, esperando que volviera en si, pero era en vano la chica estaba como hechizada. Breena se unió a él y tomo el pulso de su amiga
-Sus signos vitales son débiles pero está viva, tenemos que llevarla ya al instituto James, no se que le hizo el demonio nunca antes vi algo así. Breena acarició la cara de su amiga y se entristeció no quería perder a otra persona en su vida. Y Mía por más que la conocía hace días había llegado a su corazón.
-Mía por favor aguanta. Llorisqueo James abrazándola con fuerza
-Estará bien. Dijo Emma que se acercaba junto a Dacon. –Está paralizada no morirá, es más creo que puede vernos y oír todo lo que sucede.
-¿Cómo sabes eso?. Pregunto Dacon curioso
-Ya he visto esto antes, mi hermano fue paralizado por un demonio solo se precisan un par de pastillas que Nathen seguramente tiene y esperar unas cuantas horas, sus signos vitales son débiles porque está asustada, creo que lo que hay allí es mucho más preocupante. Dijo Emma señalando a Mason sentado en el medio del puente sollozando.
-Creo… que estamos sumamente jodidos, perdimos a uno de los nuestros y no sabemos donde se la han llevado, hermoso funeral ¿no?. Breena dijo sarcásticamente dándole una sonrisa a su amiga, que juro haber visto en su mirada un toque de tranquilidad. –Te vas a poner bien ¿sabes?, larguémonos ya de aquí, Mía se muere por hablar estoy segura.


El relato continúa en Habitaciones - Habitación de Mía


_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tmiargentina.foroargentina.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cenizas y explosiones.    

Volver arriba Ir abajo
 
Cenizas y explosiones.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» A 16 AÑOS DEL ATENTADO QUE PRODUJO LAS EXPLOSIONES EN RIO III
» CENIZAS AL VIENTO - Kathleen Woodiwiss
» Diamantes hechos de las cenizas de personas fallecidas...
» Frank McCourt - Las cenizas de Ángela / Lo es / El profesor
» Una olla con cenizas.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cazadores de Sombras Argentina :: Central Park-
Cambiar a: