Cazadores de Sombras Argentina
Entra y conoce a otros fans de estas maravillosas sagas! Anímate! Y si no entiendes algo no dudes en preguntarle a las Administradoras!

Cazadores de Sombras Argentina

¡Este es un foro para todos los mundanos, subterraneos y nephilims!
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Escritorio de Nathen Liam

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Clary Fray
Inquisidora Fundadora
Inquisidora Fundadora


Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 26

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Mía Liam
Parabatai: Breena Rhowsen
Habilidad: Arquería

MensajeTema: Escritorio de Nathen Liam    Jue Oct 06, 2011 5:13 pm


1


Entre a la biblioteca con mi arco en la espalda, estaba lista para salir a buscar demonios cuando el pesado de mi tío y entrenador Nathen me convoco en la biblioteca. Mi tío se encontraba sentado en su escritorio con sus anteojos puestos y leyendo una ficha. Al verme bajo la ficha e hizo señas para que fuera hasta allí. Con cara de pocos amigos y de mala gana me senté en una de las sillas que estaba frente a su escritorio. Mi tío me estudio con la mirada subió las cejas e hizo su típica sonrisa burlona

-¿Cuando cambiaras tus modales Mía? ya pronto iras en busca de demonios, pero antes necesitaba presentarte a dos nuevas integrantes del instituto. Al decir eso mi cara cambio completamente, la verdad era que éramos dos adolescentes los que estábamos en ese instituto yo y el pesado de James Stark, un niño cuyos padres habían muerto cuando él era muy pequeño en una batalla y mi Tío Nathen junto con su esposa Margarita habían cuidado de él. Cuando llegue al instituto el chico ya vivía allí y se conocía los lugares más insólitos de Nueva York, aunque era bueno para ubicarse era un total dolor en el culo. Y yo sabía lo que decía pronto lo conocerían porque seguramente estaba por aparecer, porque siempre andaba donde no lo llamaban. Inmersa en mis pensamientos no me había percatado de que la puerta de la biblioteca se había abierto y dos chicas cruzaban directo para el escritorio.

-Allí están, no se tardaron tanto como pensaba, vengan aquí. Dijo Nathen mirando a las chicas quienes obedecieron y se quedaron paradas enfrente de las sillas sin decir nada. -Adelante tomen asiento, las hice venir aquí para presentarles Mía Liam mi sobrina y alumna y a James Stark mi otro alumno que al parecer seguro está durmiendo. Resople James seguro estaba haciendo de las suyas con alguna Hada que iba a estar durmiendo, todavía no podía entender como Nathen era tan ingenuo con respecto a su acogido. Nathen me miro cortante y luego exclamo -Tienes algo que decir Mía. Revolee los ojos y mire a las chicas
-No, nada, supongo que Hola Bienvenidas al instituto de Nueva York ¿De dónde vienen?. Dije cruzando los brazos
-Gracias, soy Breena Rhowsen y vengo del instituto de Londres. Dijo mordiéndose el labio
-Y yo soy Pamela Coldheart y vengo de Idris, te eh visto por Idris se que te transfirieron aquí por revelarte con tu instructor, creo que tenemos algo en común. Dijo sonriendo
-Bleh, supongo que por quemar una parte de su casa en Idris e sido famosa, me da igual la verdad estar aquí tanto como allí es una total mierda. Dije y vi como Breena abría los ojos como platos. -Tranquila solo queme una mesa. Dije sonriendo
-No seas tan desagradable y bruta Mía vas a asustar a las chicas nuevas. Dijo una voz proveniente de la puerta de la biblioteca que ahora estaba abierta y un chico morocho de ojos color verde vestido con ropas de combate se encontraba sonriéndome burlón, si era el pesado de James.





Última edición por Clary Fray el Jue Nov 03, 2011 9:09 pm, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tmiargentina.foroargentina.net
Isabelle Lightwood
Inquisidora
Inquisidora


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 20
Localización : Cap. Federal

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Breena Rhowsen
Parabatai: Mía Liam
Habilidad: El látigo

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Jue Oct 06, 2011 6:44 pm

2

Breena había dejado sus maletas en el que de ahora en más iba a ser su nuevo cuarto y luego se dirigió hacia la biblioteca, en compañía de otra nueva cazadora de sombras. Nathen Liam, el encargado del instituto les había dicho que tenía que presentarles a los dos adolescentes que ya residían allí.
Pero cuando llegaron a la inmensa habitación, donde se guardaban los libros, solamente había una chica sentada enfrente del escritorio del entrenador.
Nathen al darse cuenta de su presencia las invitó a entrar y ellas nos quedaron paradas, sin decir ni una palabra:
-Adelante tomen asiento, las hice venir aquí para presentarles Mía Liam mi sobrina y alumna y a James Stark mi otro alumno que al parecer seguro está durmiendo.
Mía bufó, como si el comentario de su tío le hubiera dado indignación. Esto causó una mirada cortante por parte de él.
-¿Tienes algo que decir Mía?
-No, nada, supongo que Hola Bienvenidas al instituto de Nueva York ¿De dónde vienen?- Contestó la chica con aire de superioridad, cruzando los brazos sobre su pecho.
Breena por fin habló, no le gustaba quedarse callada por mucho tiempo:
-Gracias. Soy Breena Rhowsen, vengo del instituto de Londres- Automáticamente se mordió el labio, algo que siempre hacía cuando estaba nerviosa.
-Y yo soy Pamela Coldheart y vengo de Idris, te he visto por Idris se que te transfirieron aquí por revelarte con tu instructor, creo que tenemos algo en común- Dijo sonriendo.
La otra muchacha nueva, al contrario de ella, provenía de Idris, lugar donde siempre iba de vacaciones con sus padres.
-Bleh, supongo que por quemar una parte de su casa en Idris he sido famosa, me da igual la verdad estar aquí tanto como allí es una total mierda. Balbuceó y al ver la expresión de asombro de Breena acotó: -Tranquila solo queme una mesa- Luego sonrió.

-No seas tan desagradable y bruta Mía vas a asustar a las chicas nuevas.
Una voz interrumpió la conversación. Breena se giró para ver de donde provenía y vio como un chico sonreía burlón, con ropa de combate y los ojos tan verdes como los de ella, combinando con un pelo color morocho.
Si, era apuesto, pero esa mueca juguetona que había hecho antes le dio mil y un motivos para desconfiar de él. Había estado con demasiada gente como para no concerla bien, y sobre todo con demasiados hombres.
Y hablando de hombres, ¿donde estaba Dacon? Él también tendría que haber ido con ella a la biblioteca. Revoleó los ojos, seguramente se había quedado examinando la zona, su curiosidad siempre hacía que se olvidara de las cosas.
-Yo soy Stark, James Stark.
-Y yo Dacon, Dacon Gates.
La mirada de James Stark pasó de ser divertida a incrédula. Seguramente estaba pensando quién mierda era ese idiota como para interrumpir su discurso, o peor aún, ¿Otro chico en el instituto? ¿Compartiendo un mismo techo con él? Se llevaba bien con las mujeres, pero con los hombres...
-¡Al fin podré mirar otra cara masculina!- Gritó Mía, aplaudiendo. Breena la fulminó con la mirada, no es que le gustase Dacon, pero no por eso no se iba a poner celosa de que otra chica lo deseara. Y como para no hacerlo: Alto, cuerpo en forma, pelo alborotado, imposible de peinar, azabache y ojos grises.
-Y yo tendré variedad de...
Nathen lo fulminó con la mirada.
-¿Donde estabas Dacon?- Trató de cambiar de tema, antes de que Stark siguiera hablando.
-Merodeando por ahí, soy demasiado curioso y ese es uno de mis defectos.
-Uno de muchos- Susurró el otro adolescente.
-No creo que tu te quedes atrás, amigo.
-Ya, por el Ángel, cállate.
-Basta James. Dacon, vienes con Breena, ¿Verdad?
-Así es.
-Perfecto, creo que esto es todo. James, Mía, ayuden a Pamela, Dacon y Breena a recorrer la iglesia, díganle como son las cosas y... bueno, traten de llevarse bien.
-No creo que eso sea posible con Stark aquí.

Antes de que el compañero de Mía pudiera decir algo, Nathen hizo un gesto para que nos retiremos y así lo hicimos. Y ahí fue por primera vez que me di cuenta de que Mía llevaba un arco en su espalda.

_________________


"Aunque el comportamiento tradicional de una princesa no era lo que podía esperarse de Isabelle en absoluto. Ella, con su látigo, botas y cuchillos, haría pedazos a cualquiera que intentara encerrarla en lo alto de una torre, construiría un puente con los restos y se marcharía despreocupadamente hacia la libertad, sin siquiera despeinarse en ningún momento."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pam Wayland
Hada
Hada


Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 25
Localización : Junto a Peeta

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Pamela Coldheart
Parabatai: -
Habilidad: Espadas

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Jue Oct 06, 2011 11:56 pm

3

Tomé mis dos espadas con cariño y las coloque en mi espalda, ellas me daban la confianza que necesitaba en ese momento.
No crean que todo esto es fácil - bueno, al menos no para mi- irse de Idris, la ciudad en la que viviste toda tu vida, era algo que deseaba sin duda, pero, el simple deseo no me iba a poner las cosas fáciles. Suspiré y choque suavemente la cabeza contra la enorme puerta de mi habitación.
—Tranquila Coldheart—me susurre con los dientes apretados mientras colocaba las manos en los antiguos picaportes y les hacia presión para abrirlos—No actúes como una mundana—concluí para salir con mi mejor cara de poker hasta el despacho de Nathen
En los amplios pasillos me topé con una joven de ojos verdes que caminaba en la misma dirección. Fuimos juntas hacia la biblioteca donde ya estaba el entrenador Nathen y una chica llamada Mía. Rapidamente la reconocí como la chica de los Liam otra rebelde “expulsada” de Alacante como yo. Tambien descubri que la chica de ojos verdes, Breena Rhowsen, era del instituto de Londres. Ambas tenían un aspecto fuerte, firme y decidido, y hasta, cuando los varones entraron sus aspectos no flaquearon como el mio (soy una enamorafacil, todos los cazadores de sombras tienen su perturbante belleza). Pero, tan solo ver a James, con su apecto de llevarse el mundo por delante, me hizo recordar que aunque sean hermosos, casi todos los cazadores de sombras son iguales, hasta mi querido Mason… Ese chico de ojos turqueza y angelical pelo rubio rizado, con su porte varonil y carismatico, su habilidad con las dagas y las runas, su insondable buen humor, su…
—Perfecto , creo que esto es todo. James, Mía, ayuden a Pamela, Dacon y Breena a recorrer la iglesia, díganle como son las cosas y... bueno, traten de llevarse bien—interrumpio mi pensamiento Nathen ¿eso es todo? ¿de que me abré perdido?
-No creo que eso sea posible con Stark aquí.
Suspiré rascandome la cabeza incredula al ver las peleas en las que se debatían
—Creo que voy a ser la mas tranquila y aburrida aquí— concluí siguiendo al grupo mientras Nathen Liam me dirigia una mirada un tanto extraña (si ya se, te parezco muy mundi)



(El relato continua en la habitación de Mía Liam)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Emma Lightwood
Mundano
Mundano


Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/11/2011

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Emma Leonhardt
Parabatai: en busqueda
Habilidad: Armas de fuego (pistolas)

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Sáb Nov 12, 2011 2:42 pm

15


Era demasiado temprano para mi gusto pero ya a las 8 am me encontraba en la puerta de mi nuevo instituto. Nathen mi nuevo entrenador me recibió y tomo mis valijas ayudándome
-Bienvenida al instituto de nueva york- dijo entusiasmado- te indicare donde está tu nueva habitación.- asentí y lo seguí en silencio
-En una hora ve a la biblioteca donde te presentare al resto de los cazadores- susurro ya que en este momento todos estaban durmiendo.

Silenciosamente tome mis valijas y entre a mi nuevo cuarto. Este era más chiquito a lo que estaba acostumbrada a tener aunque de todos modos acogedor.
Una hora más tarde baje a encontrarme con Nathen, antes de entrar a la biblioteca escuche un griterío como si alguien estuviese peleando, cuando entre me di cuenta que ese griterío provenía de un chico de cabellos negros y ojos verdes y una chica la cual su cara parecía familiar.
-Mía, James dejen de pelear!, la cazadora de intercambio acaba de entrar.- dijo una chica alta de unos hermosos ojos verdes.
-Emma ellos son Breena, James, Dacon, Pam y Mía- dijo Nathen señalando a cada uno.

En cuanto escuche el nombre de Mía relacione de inmediato su cara con el nombre y recordé haberla visto anteriormente en Idris jugando con otras chicas por los pasillos de la clave mientras nuestros padres trabajaban.

- Emm llegaste justo cuando estaba por asignarles una nueva misión- comento Nathen
-Otra vez vamos al maldito Pandemónium?- pregunto James revoleando los ojos
- no esta vez es algo de mayor riesgo y necesito que analicen y armen una estrategia de ataque-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Pam Wayland
Hada
Hada


Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 30/09/2011
Edad : 25
Localización : Junto a Peeta

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Pamela Coldheart
Parabatai: -
Habilidad: Espadas

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Dom Nov 13, 2011 3:18 pm

16


Trague audiblemente cuando oí esas palabras ¿Algo de mayor riesgo? No era que tuviese miedo, todo lo contrario, me encantaba el riesgo y la adrenalina, pero…
Suerte que tenia en mi regazo a Apolo, así no se notaria lo mucho que las piernas me temblaban. La chica nueva se sentó en el sillón mientras que Mía, Breena, Dacon y James gritoneaban todos al mismo tiempo las posibles y múltiples misiones suicidas que tendríamos que enfrentarnos, Nathen pedía silencio, pero no lo escuchaban.
¿Podria ser? ¿Tendria algo que ver con mi sueño?...
—¿Mayor riesgo como…—balbucee, pero, al contrario que con Nathen ahora si todos estaban callados y me miraban, les debe parecer extraño oirme hablar.
—Asi que tenes lengua—se burlo el mismo Nathen—¿Qué ibas a decir?
Pense en mi sueño, y las palabras me salieron mecánicamente:
—¿El Hotel Dumort?
La expresión de Nathen cambio al instante reemplazando su sonrisa burlona por un ceño fruncido.
—¿Cómo…—empezo a decir pero se detuvo al instante y recobro su compostura—Lei tu expediente de Cazadora, Pamela Lyn Coldheart, aunque te comportes como una chica debil y tranquila tu expediente habla de falta de conducta constructiva al exterminar. Al parecer tenes una desmesurada adiccion hacia los retos sangrientos con los demonios, no sabia que tambien te gustara cazar vampiros…
—No se trata de eso, o de lo que diga mi expediente—repuse un tanto ofendida, y en realidad mi expediente hablaba sobre mi personalidad en la vida y mi personalidad en la lucha, completamente opuestas ¿Creen que termine aca porque tenia conducta mundi cuando no tenia sangre en mis manos? ¿Por qué era mala cazadora? No. Termine aca gracias a toda la tolerancia que poseo hacia criaturas como hadas, vampiros o hombres lobo y brujos
—Yo…—masculle levantándome, Apolo se situo en el suelo junto a mi—Tuve un sueño, soñe con Mason…
—No conozco a ningun vampiro que se llame Mason—señalo Mia mirandome con sinceridad—Y creeme que conozco algunos vampiros del Dumort
James la miro entrecerrando los ojos.
—No es un vampiro, es un cazador de sombras, se llama Mason Blackstone
—Blackstone—grito Dacon e intercambio una mirada con Stark—El del campamento, ese “chico lindo” al que le gustaban las cosas mundis. Se la pasaba de boliche en boliche con la excusa de que salia a cazar.
—Era simpático, pero no se desprendía de sus auriculares—continuo James y luego sonrio—La cantidad de mundis que conseguimos gracias a él…
Me pico el bichito de los celos e hice una mueca. Mason Blackstone es hermosisimo si, pero odiaba saber que usaba esa belleza para atrapar mundis
—En efecto…—continuo Nathen mirandome directamente a los ojos—Mason Blackstone desaparecio luego de una mision en el Hotel Dumort, al parecer algunos vampiros estaban en una trifulca y convertian humanos a diestra y siniestra. Los cazadores intervinieron, Mason salvo la situación, volvieron a casa todos, pero Blackstone desapareció esa misma noche.
El corazón se me encogió a mas no poder ¿habría sido mordido?.
—El Hotel Dumort es su mision, tienen que encontrar a Mason Blackstone, asi que quiero la estrategia que utilizaran…No quiero tener que lidear con alguna baja de Cazador y condolencias a padres, así que háganlo bien
[/size]

El relato sigue en Hotel Dumort - Búsqueda de Mason Blackstone
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Emma Lightwood
Mundano
Mundano


Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 08/11/2011

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Emma Leonhardt
Parabatai: en busqueda
Habilidad: Armas de fuego (pistolas)

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Mar Nov 22, 2011 9:30 pm

24


Entramos en silencio al escritorio
-Chicos esta misión es verdaderamente arriesgada y sacrificada- dijo Nathen clavando su mirada en los ojos de James el cual por algún motivo tenia cara de muy pocos amigos,
-¿Qué?- contesto James – ¿a quien hay q salvarle el culo esta ves?- Nathen hizo oídos sordos a su comentario y dijo- Hoy tienen la noche libre- esbozando una sonrisa- hace días se está hablando de una gran fiesta en la casa de Kraw y sé que necesitan una noche de relax y diversión, así que vayan a bañarse y a ponerse lindos - Vi como todos se sorprendían menos James que seguía con cara de amargado, también escuche como Mía le decía a Breena que ya extrañaba a su amigo y que se moría de ganas de ir a esta fiesta.
-Quien es Kraw?- le pregunte en voz baja a James para que nadie se dé cuenta de que no tenía ni idea de quien era
- Un mago famoso de Brookling amigo de Mía
-¿Vamos a ir no?- pregunte entusiasmada
-Obvio que si, necesitamos despejarnos un poco, así que Pam anda a darte una ducha que pareces un muerto- comento Breena que pasaba justo por alado nuestro y escucho.
Entre a mi cuarto abrí el placad y lo mire atentamente por 5 minutos analizando las prendas sin tener idea de que ponerme
-El shorcito de jean desgastado y desflecado, con esa remera negra cortita y las botitas bajas negras Que tenes ahí creo que te van a quedar bastante bien para la ocasión- me di vuelta y tenía a Pam atrás mío señalando sin ningún problema la ropa que me había dicho que usara.
-Gracias- sonreí débilmente
-Emm cuando estábamos en la enfermería ibas a decirme algo de Mason pero Breena interrumpió…que era?- realmente no sabía como zafarme esta vez, le había prometido a James que esto iba a ser nuestro secreto y que no iba a debatirlo con ningún otro cazador del instituto
-Nada importante en realidad solo quería asegurarme de que no estaba mordido y de que no lo estabas protegiendo- mentí –aaa… okey- dijo muy poco convencida de la mentira que acababa de decir, la verdad no se me daba muy bien con lo de mentir a gente que me importaba pero creo que eso me ayudo a “safar” por ahora.
-Bueno cámbiate tranquila… te espero abajo- y salió de la habitación cerrando la puerta.
Al llegar al hall del instituto ya todos se encontraban listos para salir, Breena tenía puesto unos jeans rotosos con unas botas de taco alto muy modernas y una remera gris larga, Pam llevaba unas calzas y remera negra ajustada al cuerpo resaltando sus pechos, James y Dacon llevaban jeans oscuros los dos con una remera escote en v también oscura y Mía estaba realmente sexy llevaba un vestido negro ajustado al cuerpo con unas botinetas de taco aguja negras, los ojos delineados en negro y los labio rojos.
-Bastante impuntual resultaste ser Emma- me dijo agresivamente Mía… realmente no me toleraba creo que cualquiera lo podía notar
-Luces increíble- le dije –Gracias- me dijo dudosa, creo que no se espera esa respuesta.
Nos subimos los 5 a un taxi y nos llevo a la casa del brujo.

-Aquí es – dijo Mía tocando timbre. Al abrirse la puerta un hombre alto, corpulento y moreno con pelo largo blanco, atado en una coleta que le llegaba hasta la espalda y unos ojos felinos de un color amarillo, nos dio la bienvenida.
Realmente no podía parar de mirarlo tenía una mirada intensa y una hermosa voz,
-¿El es Kraw?- le pregunte a James – si- contesto bufando
-Es bastante guapo
-Y el no para de mirarte- Susurro para que no lo escuchen , me tomo de la muñeca y entramos a la gran fiesta.

El realto sigue en Central Park - Noche libre: Fiesta del brujo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Isabelle Lightwood
Inquisidora
Inquisidora


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 20
Localización : Cap. Federal

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Breena Rhowsen
Parabatai: Mía Liam
Habilidad: El látigo

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Lun Dic 26, 2011 10:29 pm

37

Los brazos de Dacon rodeaban a Breena con tanta fuerza que ya no necesitaba llorar para descargarse. El vaso de agua que Nathen le trajo seguía intacto en la mesita y él se encontraba frente a ellos, tratando de encontrar palabras para consolar a la joven, pero era en vano.
La puerta se abrió y Mía, llorando, corrió a abrazar a Breena, quien instantáneamente volvió a sollozar sintiendo que su dolor también lo podía sentir su amiga.
El tío de Mía carraspeó y ellas se separaron para ver que necesitaba.
-Escucha, Bree, tu mentor de Londres llamó. Dijo que mañana creman a tus padres y que las cenizas serán enviadas aquí ese mismo día.
-¿Así que no vamos a tener que ir a Londres?- Preguntó curioso James.
-No. Mis padres se conocieron en la estatua de la libertad y creo que allí es donde debemos…. Bueno, despedirlos- Habló Breena. –Si no les molesta, James y Mía me encantaría que fueran. Dacon también irá- La muchacha miró a su amiga.
-¡Claro que no! Yo voy a estar ahí para hacerte compañía- Afirmó Mía.
-No es por nada personal, pero creo que van a ser mejor acompañantes estos dos que yo.
Breena asintió comprensiva. Sabía que James había perdido a sus padres y era lógico que lo que menos quería era revivir ese momento. Pero al fin y al cabo le hubiera gustado que asistiera.
-¿Necesitas que lleve algo, linda?- Inquirió su amiga.
-Solo ve armada.
Todos miraron a Breena sin comprender de qué demonios estaba hablando.
Ella revoleó los ojos y suspiró.
-Lo dije por las dudas, somos nephilims, no podemos estar en paz ni en un funeral.
Dacon rió con ironía, negando con la cabeza.
-Supongo que tienes razón. ¿A que hora entregan las cenizas, Nathen?
-Creo que a la tarde, entrando la noche.
-Bien, es un lindo horario- Dijo Breena.
Hubo un momento de silencio, en el que nadie dijo nada. A suerte de Breena, porque le estaba incomodando esa tranquilidad habló Nathen.
-Ya está, pueden retirarse.
Mía, Dacon y Breena se pusieron de pie y junto a James caminaron hacia la salida.
-Voy a dormir- Susurró Stark, saludando a todos, incluyendo un gratificante abrazo para Breena.
-¿Puedes dormir hoy conmigo? No me haría mal algo de compañía- Susurró Breena hacia Dacon, tratando de sonar lo más inocente posible. No quería que su palabra haya significado el sentido pervertido para su amigo, no en estas circunstancias.
-Claro, linda- Él acarició su mejilla y le besó la frente. –Vamos.
-Buenas noches, chicos- Mía abrazó a Breena. –Cualquier cosa despiértame, ¿Si?
La muchacha asintió.
-¿Para mi no hay abrazo, Mimi?
Mía revoleó los ojos, estaba demasiada harta con James Stark como para permitirle que le diga por su apodo.
-Cállate idiota, ¿No te habías ido a dormir?- Habló todavía en brazos de su amiga.
-Vaya, ¿Le contestas así a tu padre?


_________________


"Aunque el comportamiento tradicional de una princesa no era lo que podía esperarse de Isabelle en absoluto. Ella, con su látigo, botas y cuchillos, haría pedazos a cualquiera que intentara encerrarla en lo alto de una torre, construiría un puente con los restos y se marcharía despreocupadamente hacia la libertad, sin siquiera despeinarse en ningún momento."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Clary Fray
Inquisidora Fundadora
Inquisidora Fundadora


Mensajes : 91
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 26

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Mía Liam
Parabatai: Breena Rhowsen
Habilidad: Arquería

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Miér Dic 28, 2011 1:07 pm

38
-Paadr-e. Mía tartamudeo al ver la silueta de su padre enfrente de ella. El padre de Mía era un hombre imponente de hombros anchos, pelo negro y mirada dura. Aunque los ojos del padre de Mía no eran oscuros como los de Mía su mirada demostraba autoridad. -¿Qué haces aquí? Consiguió articular al mismo tiempo que la puerta del escritorio de Nathen se abría y su tío aparecía en el umbral de la puerta con una gran sonrisa de sorpresa.
-Teo hermano pensé que llegarías a la mañana. Dijo Nathen cruzando la puerta y abrazando a su hermano. El parecido entre los dos hombres era claro, aunque la altura de Nathen era menor y los rasgos del mismo eran más jóvenes, se notaba a la legua que ambos eran familia.
-El portal fue abierto muy rápido, así que aquí estoy, ¿Y Mía no piensas darme un abrazo? Los ojos del hombre estudiaron a Mía con atención. Breena, Dacon y James seguían parados en el pasillo observando la situación sin saber qué hacer.
-No tengo porque saludar a alguien que me engaño toda mi vida, ya basta de rodeos tengo sueño y quiero dormir ¿A qué viniste aquí?. El respeto de Mía con su padre se había esfumado desde el momento que se entero toda la verdad, lo único que la muchacha esperaba era que le contaran la maldita verdad de una vez por todas. Nathen se movió incomodo hacia Mía y escruto con la mirada a los demás chicos.
-Breena, Dacon será mejor que vayan a dormir, James entra al escritorio, y Mía cuida tus modales estás hablando con tu padre, entra también al escritorio. Breena y Dacon se despidieron agitando las manos y se perdieron en el pasillo. Mía bufo y entro al escritorio seguida de James y los dos hombres. Se sentó como indio en una de las sillas y bostezo. La verdad es que estaba muerta de cansancio y tampoco tenía ganas de escuchar las payasadas que le iban a decir ahora.

-Mía cariño, entiendo que estés enojada.. Pero todo esto que hicimos fue por tu protección, tu misión fue tomada por James con mucho gusto, nunca quisimos esconderte nada solo cuidarte. La mirada dura de Teo ahora se había relajado y miraba a su hija con tanto amor que parecía que el hombre duro que era y había sido con su hija no existía y nunca había existido, pero Mía no se relajo, si no que se tenso aun más al escuchar que su misión como elegida había sido dada a otro chico, como si ella no fuera una buena cazadora de sombras. Mía se paro y apretó los puños contra el cuerpo y fulmino con la mirada a su padre
-¿Que?!?!! ¿Que mi misión fue dada a James? No confiaste en mi para realizar esa misión no fue por querer protegerme!!! Siempre pensaste que era muy frágil siempre lo pensaste desde que era una niña, por eso le diste la misión a este idiota! ¿Qué te piensas que EL es un muy buen cazador de sombras?. Mía soltó las palabras muy enojada y trato de calmarse pero era en vano estaba enfurecida con todos los allí presentes, respiraba entre cortado y no podía pensar con claridad. James que hasta ese momento se había mostrado neutral se acerco a ella y la tomo por los brazos.
-Cálmate Mía, nadie quiso conspirar contra ti. La chica se soltó bruscamente y dijo: -Déjame en paz no vez que mi padre siempre quiso un hijo varón y siempre lo vio en ti!
-No es así Mimí, siempre te ame y te amo hija. Teo le suplicaba con la mirada.
-Deja de llamarme así, aparte ¿No sabes que las espadas solo se presentan a sus dueños? James nunca hubiera podido encontrarla. Mía se agarro de la cabeza tratando de calmarse.
-No lo supimos hasta hace poco Mía, esperábamos el momento indicado para hablarlo. Dijo Nathen con un sobre blanco en la mano
-Claro claro, ¿Saben? lo único que sé es que tengo una misión y que solo puedo confiar en dos personas, mis amigos Breena y Dacon, así que si no les molesta déjenme en paz tengo cosas que averiguar. Mía se encamino a la puerta sin mirar a los tres hombres.
-Puedes confiar en nosotros también Mía. Comento James afligido
-Lamentablemente perdí la confianza de mi padre mi tío y del que creía que era mi mejor amigo. Dicho esto Mía abrió la puerta y salió dando un portazo.


El relato continúa en Central Park - Cenizas y explosiones

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://tmiargentina.foroargentina.net
Isabelle Lightwood
Inquisidora
Inquisidora


Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 20
Localización : Cap. Federal

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Breena Rhowsen
Parabatai: Mía Liam
Habilidad: El látigo

MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Lun Ene 23, 2012 8:49 pm

44


Luego de tener la visión e ir corriendo hacia la biblioteca, donde se encontraban Nathen y Ciro, Dacon la siguió, asegurándose de que todo se encontrara bien. Le pregunto millones de veces, junto a los mentores, que le sucedía y ella lo único que les decía era que necesitaba tener a todos los cazadores ahí con ellos, en especial Mason.
Su amigo los fue a buscar y allí permanecía Breena, parada, con los brazos cruzados, esperando que Dacon llegara junto a Mason, Mía, James y Emma.
Cuando la puerta por fin se abrió, de par en par, la chica se puso derecha y esperó a que entraran todos para empezar a hablar.
El último en adentrarse al cuarto fue el novio de Pam.
-Breena tiene algo para decirnos- Comenzó a parlotear Nathen. –No quiso adelantarnos nada a Ciro y a mi, por lo tanto no tenemos ni idea de lo que se trata. Así que adelante, muchacha.
Breena respiró hondo y se mordió el labio, algo que siempre hacía cuando estaba nerviosa.
-Bien… El demonio que se llevó a Pam es el demonio que hizo la huella de mi familia- Hizo una pausa, tratando de encontrar la mirada de Mason. El chico alzó sus ojos celestes, que se encontraban nublados por lágrimas que trataba de ocultar. –Me habló. Dijo que Pam le estaba haciendo buena compañía a mi hermano… Mi hermano está muerto.
Un silencio demasiado incómodo se produjo en la biblioteca. Todas las personas estaban incrédulas, no sabían que decir.
Hasta que Mason habló.
-Mientes. Pam no puede estar… ¡No!- Su voz estaba quebrada.
-¿Por qué mentiría con la muerte de mi compañera?- Breena trató de sonar tranquila, pero no lo consiguió. -¿Por qué mentiría con la muerte de mi propio hermano?
Mason no dijo nada. Solamente se limitó a mirar el piso.
-De todas formas yo les diría que la busquen. No debe estar muerta, el poder de la espada funciona hasta que su dueño esté vivo, si la mata es imposible que la huella se cambie a algo demoníaco, pues estaría muerta también.
-Claro que si. Nosotros no pararemos hasta encontrarla, vamos a ir todos con los Hermanos Silenciosos para obtener ayuda. Mañana si es posible- Anunció Ciro. –Ahora todos a descansar. Vayan a sus cuartos que necesitan juntar energías.
Los seis adolescentes salieron de la habitación.
Breena se dirigió a su cuarto, con ganas de tirarse a dormir en su cama y jamás despertar. Antes de abrir la puerta Mía se encontraba junto a ella, sonriendo de soslayo.
-¿Necesitas algo?- Sonaba preocupada.
-Cerrar los ojos- Dijo Breena con ironía. Luego miró con determinación a su amiga, y sintió la necesidad de hablar con ella, de desahogar las cosas del pasado que la perturbaban hoy en día. –Mía, cuando tengamos tiempo quiero explicarte algunas cosas ¿Si? Son demasiado personales y quizás me cueste un poco expresarlas al principio, pero por favor, necesito hacerlo.
Mía abrió como dos platos los ojos.
-Claro, Bree, si, cuando quieras. Yo voy a escucharte, puedes confiar en mí.
Se abrazaron y Breena pensó que la estaba comenzando a querer mucho a pesar del poco tiempo que compartían juntas. –Creo que será mejor que vayamos a dormir. ¿No te parece?
-Si, lo necesitamos- Le sonrió. –Buenas noches, Mía.
-Buenas noches, Bree.
La chica vió como se alejaba a su cuarto, en donde James y Dacon estaban teniendo una interesante conversación.
Dacon.
Sintió una necesidad permanente de abrazarlo y jamás soltaro. Sintió que esa noche iba a tener pesadillas, sintió que ya no estaba segura. Tenía miedo.
Y como si él estuviera conectado con ella la miró. Breena le sonrió y Dacon comenzó a caminar en su dirección.
-Te necesito, ¿Sabes?- Susurró en un hilo de voz. Acercándose a su cuerpo y enterrando su rostro en el pecho de su amigo. Sentía como el corazón del chico comenzaba a acelerarse debajo de su mejilla.
-Yo te extraño muchísimo, Breena- Dacon rodeó la cintura de Breena con sus brazos. –Y no se por qué tengo la sensación de que quiero dormir con vos.
-Por favor, hazlo. Voy a tener pesadillas.
-Las pesadillas son una buena excusa para dormir juntos, ¿No?- Rió.
-Exacto- Breena volvió a sonreír y Dacon abrió la puerta del cuarto, arrimando los dos cuerpos para que entren.
La chica se cambió el ceñido vestido blanco en el baño, reemplazándolo por su pijama y cuando volvió su amigo ya estaba acostado en la cama. Cuando se tumbó junto a él instantáneamente la abrazó por detrás, entrelazando las piernas. Podía sentir su torso desnudo, bajando y subiendo a causa de la respiración del chico y la tela de los pantalones rozar sus piernas.
Ojalá no tuviera pesadillas esa noche, pero era inevitable.


El relato sigue en Salón de armas - Entrenamientos

_________________


"Aunque el comportamiento tradicional de una princesa no era lo que podía esperarse de Isabelle en absoluto. Ella, con su látigo, botas y cuchillos, haría pedazos a cualquiera que intentara encerrarla en lo alto de una torre, construiría un puente con los restos y se marcharía despreocupadamente hacia la libertad, sin siquiera despeinarse en ningún momento."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Escritorio de Nathen Liam    Hoy a las 4:33 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Escritorio de Nathen Liam
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» DESEO, de Liam O'Flaherty
» 10 cosas que ama y 10 cosas que odia Liam Gallagher
» angelita fofucha porta lapicero de escritorio
» Machinarium
» Steampunk Desktop 2.0

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cazadores de Sombras Argentina :: Instituto :: Biblioteca-
Cambiar a: