Cazadores de Sombras Argentina
Entra y conoce a otros fans de estas maravillosas sagas! Anímate! Y si no entiendes algo no dudes en preguntarle a las Administradoras!

Cazadores de Sombras Argentina

¡Este es un foro para todos los mundanos, subterraneos y nephilims!
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El encuentro de Pam

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Isabelle Lightwood
Inquisidora
Inquisidora
avatar

Mensajes : 93
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 20
Localización : Cap. Federal

Hoja de personaje
Nombre de personaje: Breena Rhowsen
Parabatai: Mía Liam
Habilidad: El látigo

MensajeTema: El encuentro de Pam   Jue Feb 23, 2012 4:39 pm

48

El barrio de Brooklyn. Allí era donde Nathen había mandado a las tres cazadoras en busca de rastros demoníacos. Habían comenzado por los recovecos de las avenidas y luego resumido su investigación a las calles y callejones de las mismas. Y no encontraron nada sospechoso hasta doblar en una esquina, que las dirigían a un camino con casas precarias, suciedad y un hedor a demonio que se introducía por los poros de su piel, haciéndolas sentir inmundas.
-Por el Ángel, esto es un criadero de mierda- Susurró Breena, enrollando con fuerza su látigo alrededor de la muñeca.
-¿Habrá alguien viviendo aquí?- Preguntó asombrada Emma.
-Lo dudo, es de día y no hay nadie afuera. Los lugares pobres son los más transitados- Respondió Mía, sacando su arco y flechas.
-Entonces está abandonado, porque si algunos demonios se ocultaran aquí ya nos habrían atacado, ¿No les parece?- Emma miraba con precaución para todos lados, esperando a que un monstruo venga y negara su teoría.
-O quizás esperan a que estemos más alejadas de la entrada- Dijo Breena, volteándose para ver la curva que las introdujo en ese apestoso lugar. –Yo no me fiaría tanto de un lugar abandonado y con olor a demonio.
-Sugiero que llamemos a Nathen, para avisarle que encontramos todo un pasaje con actividad demoníaca- Aconsejó Mía. Pero Emma atacó sus palabras:
-Y yo sugiero que busquemos a Pam. Ellos ya deben estar bastante ocupados rastreando en los alrededores de la estatua de la libertad. Además, si nos encontramos con un demonio un tanto juguetón vamos a saber cómo acabar con él. Tú tienes flechas para clavárselas en el culo, Breena un látigo con el cual puede cortarles todas sus extremidades y yo revólveres para apuntar a sus cabezas. No hace falta ayuda de nadie.
Mía bufó y contuvo las ganas de apuntar contra su compañera.
-No les quiero avisar para que vengan a nuestro rescate como si fuéramos tres damas en aprietos, Emma, pero me parece conveniente que sepan que acá si hay algo raro. Es algo demasiado obvio que en la “escena del crimen”, en este caso la estatua de la libertad, haya pistas demoníacas. A parte, los demonios no van a volver ahí porque es el primer lugar que nosotros iríamos a investigar, por lo tanto no va a ser de mucha ayuda que estén allí. En cambio si los llamamos y les decimos lo que sucede aquí no dudo en que van a venir en dos patadas para analizar la zona y hacer que el proceso de búsqueda de Pam sea más rápido y eficiente.
Emma maldició a Mía en voz baja y luego se dirigió a ella con una sonrisa maliciosa en su rostro.
-Haz lo que quieras. Al fin y al cabo, lo único que quieres es aparentar estar en peligro para que James corra a salvarte. Eres patética.
Mía se quedó indignada, con los puños a los costados del cuerpo, cerrados con fuerza.
Breena, que hasta ese entonces había estado en silencio escuchando la conversación tuvo los reflejos suficientes para ver la flecha que se dirigía hacia Emma y detenerla con su látigo. La chica que hubiera quedado con un ojo tuerto lanzó un grito ahogado.
-¡Suficiente!- Gritó, ya comenzaba a indignarse. -¡¿En vez de estar peleando por qué carajos sugiere cada una porque no nos empeñamos a trabajar en equipo y buscar a Pam?!
-¡Pero yo tengo razón!- Vociferó en un hilo de voz Emma. -¡No necesitamos ayuda de nadie!
-¡Ya para! ¡Con ayuda o no el objetivo es el mismo! ¡Tú eres la persona que está conectada con Pam, has algo para encontrarla!
-¿Pero qué? Ni siquiera mantuvimos una conversación larga en estos días que nos conocimos, ¿Cómo quieres que la encuentre?
-No lo se, pero lo único que se es que tienes una conexión con ella y no interesa que jamás se hayan hablado demasiado. Solo piensa, focaliza tu mente en Pam y listo.
Hubo una pausa incómoda entre ambas y luego Emma cerró sus ojos, respiró hondo. En los segundos que Emma trataba de visualizar a su amiga, Breena le echó un vistazo a Mía, quien no paraba de mirar el suelo, aún seguía enojada, pero más que enojo era frustración.
-Listo- Emma habló. –Está en una de estas casas. Vamos.
Mía y Breena comenzaron a caminar detrás de la otra nephilim, con suma cuatela.
Emma estaba deteniéndose en todas las puertas de las viviendas, esperando sentir la presencia de Pam allí. Mientras tanto, Breena se adelantó unos pasos, hasta alcanzar a Mía, que caminaba sosteniendo su arco con total fuerza, seguramente previniendo que aparezca algo inapropiado.
-Tranquila- Masculló la muchacha cerca de su oído y le dejó la flecha que le había arrebatado antes en su mano izquierda. –Gritamos fuerte como para salir ilesas. No hay nadie.
-Lo siento, Bree, no quería hacerle eso a Emma, es que… su comentario…
-No me pidas disculpas a mí, yo solo detuve el accidente- Mía sonrió, tímida.
-Pero fue horrible que me hayas visto así.
-Ay, Mía, vi cosas peores. La próxima vez trata de contenerte, porque si te trasladan a otro lugar juro que te asesino por ser tan imbécil- Mía regaño entre dientes.
-Ella se lo buscó.
Breena chasqueó la lengua con los dientes, mostrando un signo de indiferencia.
-Si, pero creo que le diste mucha importancia a un comentario que no valía nada. James no se hubiera enterado porque él está en otra parte con Dacon y Mason. Tu nada más querías avisarle a tu tío.
Mía iba a proferir algo, pero fue interrumpida por el sonido de una de las pistolas de Emma al preparar las balas.
-Paren de parlotear sobre mí, amigas. Pam se encuentra en esta casucha.
Apresuradamente Mía y Breena se hicieron de sus armas y Emma pateó la puerta de una sola patada. Entraron a la casa, que solamente se veía iluminada por una rendija entre las maderas que tapaban la única ventana que había.
-¿Pam?- La voz de Emma retumbó en toda la estructura. –Somos nostras, Pam: Mía, Breena y Emma.
Silencio.
-¿Estas segura de que está aquí?- Preguntó impaciente Breena.
-Claro que si, más segura que mi propia vida.
Breena se puso a rebuscar algo dentro de su chaqueta hasta que sus dedos dieron con una superficie fría, plana y suave. Tiró del bolsillo y el interior de la casa se iluminó con un brillo cegador.
-¡Una piedra luminosa! ¿Cómo no se me ocurrió antes?- Emma se quedó mirando la luz que sobresalía de la mano de su compañera.
-Miren, ahí está Pam- Dijo Mía, perpleja al ver el estado de su compañera: Tenía la ropa hecha jirones y arañada por garras. Ella estaba manchada de sangre y rasguñada por todos lados. Contenía los ojos cerrados a la fuerza por la luminosidad que irradiaba la piedra de Breena y sostenía en su mano derecha la espada, su huella. Los demonios no habían podido sacársela.
Las chicas no tardaron en darse cuenta que el olor putrefacto a demonio provenía de ella.
Emma se acercó a Pam corriendo y se arrodilló a su lado, acariciándole la cara, manchando sus dedos con la sangre de su amiga.
-¿Qué te han hecho?- Dijo con voz temblorosa. -¿Cómo, como llegaste aquí? ¿Están ellos también? ¿Dónde estuviste? ¿Qué…?
-Me ayudó a escapar- Pam habló entre susurros, no podía levantar el tono. No tenía fuerzas.
-¿Quién?- Emma estaba demasiado impaciente. -¿Quién Pam, quién te ayudó a escapar?
Los ojos de Pam se centraron por primera vez en los de Breena.
-Vlad.


El relato sigue en el Instituto - Santuario (Mi llegada al instituto)

_________________


"Aunque el comportamiento tradicional de una princesa no era lo que podía esperarse de Isabelle en absoluto. Ella, con su látigo, botas y cuchillos, haría pedazos a cualquiera que intentara encerrarla en lo alto de una torre, construiría un puente con los restos y se marcharía despreocupadamente hacia la libertad, sin siquiera despeinarse en ningún momento."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
El encuentro de Pam
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cazadores de Sombras Argentina :: Central Park-
Cambiar a: